Un Bingo muy peculiar

Un Bingo muy peculiar

Nunca pensé que en mi Agenda Privada estaría participar en un juego tan divertido, pero sobre todo tan original.
Desde que llegué a San Pedro, todos me hablaban del Chicken Drop, y cuando trataban de explicarme, me quedaba igual: “Es como una lotería, pero con gallos o gallinas”. “Es un tablero grande sobre la arena, y las aves caminan sobre él”… En fin, tenía que verlo para vivirlo y, literal, ¡creerlo!

A grandes rasgos, debes elegir un número, y apostarle cierta cantidad de dinero. Después, damos la bienvenida a las protagonistas de este juego: las gallinas. Debes tomar una de ellas, hacer un peculiar ritual, y soltarla en un tablero en el que se encuentran todos los números participantes. Si la gallina elige tu número, ¡ganas!, y te llevas un buen dinerito para continuar disfrutando la noche. Te preguntarás: ¿cómo una gallina va a elegir un número? Eso debes verlo… La diversión estuvo a la orden del momento.

Lo más importante para mí fue estar en un espacio, en esta época, en donde el tiempo no existe. La diversión es sana, y no necesitas mucho dinero para reír por horas y pasar unas vacaciones realmente diferentes.

Tuve que viajar kilómetros para reencontrarme con lo básico en la vida. Encontrar personas maravillosas que, sin querer, te enseñan nuevamente que lo más valioso en la vida no cuesta, no desgasta. No implica traer la mejor marca, manejar el mejor coche… implica ser mejor persona, disfrutar los detalles y asombrarse como si fueras un niño.

Disfruten cada segundo, que es único.

Nos vemos en una cita más, en mi Agenda Privada.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *