Un recorrido inigualable

Un recorrido inigualable

Bernal, Querétaro; un sitio que con sólo pronunciar su nombre, remonta al pensamiento a construcciones y paisajes mágicos. Un lugar cuya riqueza se aprecia desde la elaboración de sus dulces, el sabor de su gastronomía, la calidez de su gente y la majestuosidad de su naturaleza. La zona perfecta para acoger al tercer monolito más grande del mundo: la Peña de Bernal, un hermoso monumento natural.

Admirar la Peña puede hacerse con éxito desde cualquiera de sus ángulos. Para vivir la Peña, hay que adentrarse en ella y dejarse llevar por el paisaje, el sonido del viento y el cantar de las aves. Y el escenario se hace mucho más bello cuando es rodeado por más de 400 caballos montados por visitantes y lugareños, haciendo de la experiencia una convivencia inigualable.

Los rincones más ocultos e inexplorados revelaron su encanto ante los ojos de decenas de familias que tuvieron el privilegio de recorrer senderos que no cualquiera puede penetrar.

Por primera vez, Bernal se engalanó con una cabalgata, cuyos participantes confirmaron que Bernal es mágico, y con su estancia ennaltecieron la magia.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *