Secretos de cecina

Secretos de cecina

Regresé al mercado de Jalpan, punto en el que el comercio, distribución, venta e intercambio de todo tipo de bienes es acompañado de un movimiento sin parar. Si bloqueas un mercado, no sólo impides que los alimentos lleguen a la mesa, ¡paralizas por completo la ciudad!… Todo un caso.

Regresando a mi viaje y lejos de mis imaginaciones catastróficas, llegué al sector de las carnes, y me encontré con Amparo, la hija de La Reina de la cecina, La Corleone del tasajo, La Madame del cuchillo (¡cuidado, eh!). Toda una dinastía cecinera. Han perfeccionado tanto el estilo, que su fama es mundialmente aclamada.

Amparo se anima a enseñarme a realizar el paso más importante en la preparación de la cecina, que en el artículo “Cecina en familia” describo (pásele a leerlo). Pero en el video que les presento a continuación es donde realmente lo pongo en práctica.

¿Creen que pueda cortar una cecina sin mocharme el dedo? Vean el video completo:

 

PARA EL RECETARIO

En esta ocasión me reservaré el recetario, ya que he quemado mi horno de microondas. Y no es porque haya olvidado el tenedor o metido un recipiente de aluminio; tampoco me crean torpe. Es porque he decidido mandar al diablo el horno de microondas. Así es: MANDAR AL DIABLO. Ya estoy dirigiendo a un ejército de maestros albañiles, quienes me están construyendo un horno de piedra y lodo en mi departamento de la colonia Del Valle. Ya veremos qué sucede.

 

Sé un viajero conmigo, y tengamos juntos un buen provecho.

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *