Un chicharrón madrugador

Un chicharrón madrugador

Para esta experiencia, mi día en San Joaquín tuvo que empezar más temprano de lo acostumbrado. Eran las 4 am, y yo ya estaba fresca como lechuga… bueno, ya estaba despierta, y eso era ganancia. Nos habían citado temprano, pues prepararíamos uno de los platillos consentidos en gran parte de Querétaro: chicharrón de res.

Tal vez esto pueda escucharse muy normal para algunos; pero yo nunca había escuchado la existencia de tal alimento. Me van a disculpar, pero cuando yo escucho chicharrón, lo primero que imagino es un delicioso puerquito en un cazo. Pues esta vez no era así.

Para los vendedores de esta carnita deliciosa, es importante comenzarla a preparar muy, MUY temprano, pues es un desayuno típico en San Joaquín.

El sabor es muy diferente a lo que imaginé. Si son aventureros como yo, les recomiendo dediquen un día a madrugar para vivir un momento delicioso:

 

PARA EL RECETARIO

Afortunadamente, no me tocó ver la muerte de la res; pero después de ese triste momento, y de cortarlo en piezas pequeñas, es necesario tener listo un cazo enorme lleno de aceite hirviendo.

Poco a poco, se introduce cada pieza de carne, y se mueve de vez en cuando. ¡Eso es todo! ¡Pero no se emocionen! Porque el platillo estará listo hasta después de tres horas. Así que tengan a la mano un buen libro, una película, o si están en San Joaquín, salgan a admirar el amanecer.

Después de eso, ahora sí, ¡a disfrutar!

 

Sé un viajero conmigo, y tengamos juntos un buen provecho.

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *