El secreto del puerco en salsa verde

El secreto del puerco en salsa verde

En mi anterior reseña conté mi experiencia con Alejandra, esposa de Don Beto. ¡Todo mundo habla de Don Beto en este pueblo! Resulta que es muy conocido porque él se encargó de la construcción de la carretera que une varias comunidades en este municipio. Esto ha propiciado muchísimo la comunicación entre la gente. No iba a quedarme sólo con lo que todos cuentan, y busqué a tan famoso personaje.

Pero Don Beto no sólo ha sido el salvador de muchos en el pueblo, también fue el mío, al llevarme a casa de Berenice, en donde conocí la receta más preciada en San Joaquín: puerco en salsa verde. ¿No se escucha especial? Pues estoy segura que no imaginan el ingrediente que lo hace único.

¿Quieren conocerlo? Vivan conmigo esta experiencia:

PARA EL RECETARIO

Siempre que uno llega a un lugar en el que la gente y la naturaleza lo recibe con tanta amabilidad y cariño, ¿a poco no cuesta trabajo irse de ahí? ¡Eso me pasó con San Joaquín! Por eso decidí que este recetario no estará dedicado precisamente a un platillo, sino a todo el sitio.

Paso número uno: cuando usted esté preparándose para un viaje, planéelo con entusiasmo, pero no genere muchas expectativas. Verá cómo es mejor dejarse sorprender.

Paso número dos: no ande solitario en su lugar de destino; dese la oportunidad de conocer a los habitantes del sitio.

Paso número tres: si para conocer una situación muy típica del lugar (en este caso, la comida) debe usted madrugar como los lugareños, hágalo. Es más, si usted tiene oportunidad de hacer muchas actividades tal cual las hacen los oriundos, no dude en participar.

Paso número cuatro: no se detenga en expresar sus emociones durante su viaje. Si algo le gustó mucho, dígalo; si le causó gracia, ríase a carcajadas; si quiere comer más porque le gustó mucho el platillo, ¡coma más! Viva intensamente.

Y paso número cinco: cuando llegue la hora de su partida, sea fuerte, porque siguiendo los pasos antes mencionados, seguramente no se querrá ir tan fácil de tan maravilloso lugar. (Evite las lágrimas).

 

Sé un viajero conmigo, y tengamos juntos un buen provecho.

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *